miércoles, 13 de enero de 2016

Francisca, Yo te amo.

Título: Francisca, Yo te amo 
Autor: José Luis Rosasco
Editorial: Andrés Bello
Páginas: 118 pág.

Sinopsis: 

“No podía haberme imaginado jamás que ese verano iba a ser tan distinto. Tan distinto.”
Con estas palabras se inicia la singular novela de amor que tiene en sus manos.
¿Qué había de seductoramente raro en esa bella adolescente que Alex descubre en la playa? ¿De dónde provenía su extraña e irresistible atracción?
Casi imperceptiblemente la realidad empieza a revelarse y la verdad envuelve aún más al joven protagonista en el conmovedor prodigio de su entorno.
La tierna imagen de Francisca, el misterio de su candor, el daño y el drama que lleva consigo y a los que sólo el amor pudo transfigurar, se quedarán grabados en el ámbito más sensible de la memoria del lector.
Una sugestiva novela para jóvenes y adultos, tejida paso a paso con la emotiva maestría de José Luis Rosasco

Opinión:

Buenos días, buenas tardes.
He vuelto una vez más, como cada luna llena, para comentarles sobre libros -no me digas- que me llaman la atención: con portadas bonitas o que me han dicho que lea en algún momento de la vida, pero que luego lo olvido, aunque este no es el caso. En esta oportunidad les presento una nueva lectura del amor imposible adolescente, el cual leí en algún momento de mi etapa escolar, -supongo que más de uno la leyó-  incluso si no recuerdo exactamente a qué edad, pero si tenía la noción de que era una historia bonita y deseaba encontrar el “lov en la playa” con un final feliz, comiendo papas fritas y empanaditas de queso  (Pero había -hay- un problema, no me agrada ir a la playa, así que prefiero comer solo): “Francisca, Yo te amo”.  

También destacar que fue lo último que leí el 2015, y ahora estoy redactando bien este boletín informativo. Anhelaba que el año que pasó se llevara mi flojera, pero no… sigue aquí jajaj. Espero que cambie un poco el 2016, con las 366 nuevas oportunidades y todo lo que se dice con el cambio de año, tantos deseos y bla bla. Entonces, cómo les dije, es una relectura: revivir las páginas nuevamente, re todo, lo que me hace mirar la historia desde un punto de vista más critic…no, más de adulto joven diría yo, más bacán.

 Bueno, comenzando el relato, Alex -un muchacho de aproximadamente diecisiete años- con su familia y su amigo más cercano se van a vacacionar al litoral central chilensis -sí, corroboré los nombres de las playas-. Van hace años, por lo que tienen un grupo de amigos algo consolidado y dónde se encuentra una muchacha que siempre le gustó a nuestro querido protagonista -pero no es Francisca-. Luego de tantos paseos con sus amigos y la muchacha del litoral, Alex divisa en las profundidades del mar a una joven con el “no sé qué” que lo cautivó perdidamente y le quitó el sueño por aquellos días; pero solo la vio a lo lejos, sin poder conocerla personalmente, perdiéndole el rastro por varios días y creo que semanas -si hubieran tenido redes sociales y apps para conocer personas, la hubiese encontrado en cinco minutos-. Finalmente ocurre el esperado encuentro, conversan y comienzan con el tan llamado e idealizado “amor de verano” queriendo que sea eterno, como los “te amo” al principio de las relaciones –
(súper anexo, el otro día vi una imagen que decía: “una década: diez años, un siglo: cien años, un estaremos juntos para siempre: dos meses”, me acordé y lo escribí, lo encontré chistoso ¿les ha pasado?, bueno a mí no jaja-)

El desarrollo de la historia y el trasfondo como tal es al momento en que –no quiero adelantar nada-  Alex y Francisca, ambos juntos, tienen planes totalmente distintos para lo que queda del verano y el retorno a la capital por parte del muchacho. Debido a esto, él decide seguirla a dónde sea y así sigue el transcurso de la novela con verdades y decisiones que pueden cambiarlo todo.
Me gustó la historia antes y me gustó ahora que la leí nuevamente. Si bien debo reconocer que la encontré muy corta, me hubiese agradado saber qué ocurre detalladamente ya al final de la historia, y que los últimos tres capítulos ojalá tuvieran cien hojas cada uno jjjj. Es fácil de leer, con un léxico súper entendible del verbo entender, sin palabras rebuscadas, “le gustará al niño, a la dama y al caballero”. 

También me llamó la atención la portada, muy bella, o sea muchos puntos a favor. Y obvio las novelas de amor son bienvenidas en esta época del año, más aún si es de amor adolescente que es bien dramático en general. Nos leemos, saludos a todos, disfruten sus vacaciones -si están de vacaciones-y sino… ya vendrán.

PD: Opinión dedicada a Fotolog: tanta vergüenza nos hizo pasar, era el karma de muchos, yo sé que ustedes oraban y oraban para que sus amigos, compañeros no supieran de su existencia y se transformara en un bullying generalizado con tantas equis, mayúsculas y minúsculas del pasado más pasado. Pero en su tiempo fue bueno, tantos f/fs, tantas gold, tantos recuerdos que no volverán. Gracias por el favor concedido a los administradores, que esas fotos se pierdan para siempre.

5 comentarios:

  1. No me llama mucho la atencion este libro aunque muy buena reseña.Saludos.
    --------------------------
    http://miblogliterario22.blogspot.com.uy/

    ResponderEliminar
  2. No me convence muchoeste libro.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Leí este libro hace años en el colegio y fue uno de esos que no termino de agradarme del todo, pero que hasta el día de hoy lo tengo en mi estantería.

    P.D: Soy nueva en el blog, me encanta encontrarme con blog's chilenos.
    Un beso! (:
    ---------------------------------------------------------
    http://wordsoflove-blog.blogspot.cl/

    ResponderEliminar
  4. gracias por pasarte por mi blog, te sigo de vuelta :)
    http://liberateleyendolibros.blogspot.com.es/search/label/Rese%C3%B1as

    ResponderEliminar
  5. Te nominamos al Reconocimiento Ahínco!

    Te dejamos el link para que veas más detalles
    http://buhoevanescente.blogspot.com.ar/2016/01/reconocimiento-ahinco.html

    Felicitaciones por tu hermoso blog :DD

    ResponderEliminar